Mostrando entradas con la etiqueta Internet. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Internet. Mostrar todas las entradas

7 factores clave para que un médico se comunique con garantias en la web 2.0 con un paciente

Factores a tener en cuenta en la web 2.0 en la relación médico y paciente.
La web 2.0 ha cambiado la relación entre médico y paciente en muchos aspectos. La eSalud y los nuevos canales de comunicación han abierto muchos 'campos de batalla'  asistencial entre unos y otros, con muchos factores nuevos a tener en cuenta a la hora de comunicarse en las nuevas herramientas habilitadas para ello, ya sea Skype, Whatsapp, el correo electrónico, el SMS o en plataformas online como Saluspot o Qoolife, entre otras.
Anteriormente, el paciente y el médico sólo cruzaban opiniones en la consulta. Ahora, gracias a la TICs, eso sucede en la web 2.0 donde los pacientes pueden comunicarse con sus médicos. Sin embargo, para que la relación siga siendo fiable y con garantías, algunos profesionales sanitarios ya se han atrevido a apuntar cuáles deben ser las bases.
Tras la comparativa del pediatra Jesús Garrido en Mipediatraonline.com podemos definir inspirándonos en este artículo 7 factores muy importantes para que un médico pueda comunicarse con todas las garantías con un paciente a través de un soporte online en una consulta no presencial:

1. La rapidez en la respuesta
El paciente tiene la posibilidad de acceder al mensaje cuando lo envía el médico, y viceversa, de una forma casi simultánea, para contestarlo lo antes posible, tanto por uno como por otro.

2. La asincronía en la comunicación
Mantener la comunicación sin que los que se comunican tengan que hacerlo simultáneamente es un factor clave. De este modo, se garantiza que la atención por esta vía no afecta gravemente a la capacidad del médico de organizar su tiempo, ni viceversa.

3. El acceso a sus datos
El paciente únicamente es el que debe poder acceder mediante al soporte en el que estén sus datos mediante una contraseña privada, para poder garantizar siempre su identidad. 

4. El registro y eliminación de datos
Ofrecer garantías legales y tener un registro de mensajes con todos archivados es primordial tanto para médico como para paciente. Además, el archivo automático de los mismos reduce la labor administrativa y facilita la asistencia en movilidad. También se debe garantizar la eliminación de los datos del paciente si este lo solicita, porque la historia es totalmente propiedad del paciente y así lo contempla la confidencialidad y seguridad de la LOPD.  

5. El filtro del paciente de quién accede a sus información
El paciente debe poder escoger  a qué médico le ofrece el acceso de sus datos y a qué médico se lo retira si ya no desea que le sigan atendiendo, sin tener que eliminar todos sus datos. 

6. El derecho del médico a rescatar los datos

De la misma manera, el médico tiene que tener derecho a poder rescatar esos datos a los que ya no puede tener acceso si existiera una reclamación legal por mala praxis profesional. 

7.  Garantizar la profesionalidad del médico al paciente
En la nueva relación entre médico y paciente online, ambos pueden no verse las caras en la mayoría de los casos. Por tanto, es muy importante poder garantizar al paciente online que está tratando con una persona cualificada que dice lo que comunica de forma online. Para ello lo mejor es que exista un intermediario que exija al médico que presta el servicio la presentación de certificaciones profesionales y identificaciones personales. 

7. Sistema de pago fiable

Muchos

¿Crees que hay más factores importantes? ¿Te atreverías a decir cuáles más? ¿Crees que estos factores no son decisivos?


Carpeta de salud online ¿La primera obsolescencia programada de la #eSalud?

La carpeta de salud, un concepto 1.0 que se transformó al 2.0.
La carpeta de salud online, un tema tan recurrente cuando se habla del nuevo ePaciente, es una herramienta de gestión de la salud que desde su nacimiento se ha destinado al paciente para almacenar datos sobre su salud con un objetivo muy claro: proporcionar un resumen del historial médico de una persona y que siempre esté disponible en modo online. El paciente es el encargado de meter los datos de su salud dentro, autogestionarlos y poder consultarlos siempre cuando él quiera. Sin embargo, de momento, no ha calado tanto como se podía esperar en España, y a pesar de los esfuerzos del sector privado para que funcione, no lo ha terminado de hacer.

Pero en pleno apogeo 2.0 de la salud ¿Por qué? Sí que es cierto que la carpeta de salud entendida para los pacientes crea cierta confusión o rechazo a veces entre ellos, quizás por su parecido a otro término potente como es la historia clínica (electrónica o no). Esta, en cambio, es normalmente gestionada por las instituciones sanitarias, médicos y/o hospitales, y son estos mismos entes los que introducen la información que la compone, a diferencia con las carpetas de salud online, en las que debe ser el paciente. ¿Razón de peso?

Precisamente, la carpeta de salud fue protagonista de uno de los debates del Social Good Summit Madrid 2013 evento que dejó grandes reflexiones sobre la #eSalud. Tras recoger algunas de las afirmaciones más destacadas de los dos días del evento en este ámbito, se hicieron reflexiones muy interesantes sobre el momento actual que vive esta herramienta.

El médico-informático Fran Sánchez Laguna recurrió a los inicios de la carpeta de salud para entender por qué el paciente no la está utilizando masivamente. "Las carpetas de salud se han desinflado, se hizo muy a la carrera porque podía ser un arma excelente de concienciación bilateral en un entorno ideal".

Sánchez Laguna lanzó una pregunta básica para entender el uso actual que está teniendo. "¿Quién la va a usar? No se han planteado muchas preguntas", aseveró sobre ella. Sobre este punto, Rafael Pardo, consultor en eHealth, hizo una matización muy importante apuntando que una carpeta de salud "no es solo para los pacientes", sino para "los ciudadanos".

Miguel Ángel Mañez, director económico en el Departamento de Salud de Elda, apeló al "sistema paternalista" de nuestra sanidad muy diferente al de EE UU donde la Personal Health Record si tiene más acogida por parte de los pacientes. "Pedirle al paciente que complete datos no funciona, el paciente ve en eso que está haciendo el trabajo de los médicos y piensa 'no voy a completar mis datos por ti'", explicó Mañez.

Entonces, ¿es algo útil que no funciona porque no es el momento? ¿Ya ha sido su momento y no ha calado porque no es lo suficientemente útil? ¿Se ha concebido como si fuera un proceso 1.0 cuando el paciente demanda algo más 2.0? ¿Qué opinan los pacientes de todo esto? O quizás, como bien apuntó Fran Sánchez Laguna ¿Estamos ante un caso de obsolescencia programada en #eSalud? ¿Quizás el primero en la #eSalud?

El debate sigue abierto. 


Iniciativas para mejorar la calidad de las webs sanitarias en la eSalud española

Tras analizar en un artículo anterior algunos consejos para que los usuarios busquen información sanitaria de calidad y aprendan a hacer por ellos mismos un filtrado ante la avalancha de información de salud que se encuentran en Google y otros buscadores, vamos a destacar algunas iniciativas para mejorar la calidad de las webs sanitarias que existen desde España.

El sello que acredita la WMA.
No son muy conocidas por los usuarios, que no han cogido todavía el hábito de buscar un sello, como sí se hace, por ejemplo, en otros ámbitos (Comercio Justo) y que, en gran medida, los orienta. En el emergente y 'burbujeante' mundo de las App sanitarias también hay ya algunas iniciativas que está funcionando, de momento, parece que bien.

Algunas de las propuestas para mejorar la calidad de las webs sanitarias españolas son las siguientes:

HONcode. 
Se trata de un código de conducta elaborado por Health on the Net Foundation (HON), en el que se definen una serie de normas que deben cumplir, un conjunto de ocho criterios básicos y la obligatoriedad de mostrar al lector la autoría y propósito de la página. [Accede aquí]

Web Médica Acreditada (WMA). 
Creada por el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona se inició en 1999 con el objetivo de orientar el buen uso de los servicios de webs de contenido  médico a través de una serie de principios tales como identificación, calidad de contenidos, confidencialidad, control, fuentes de financiación, consulta virtual, incumplimiento y responsabilidades. [Accede aquí]

Webs Médicas de Calidad (WMC). 
Su objetivo es la mejora de la calidad de las webs médicas  en lengua castellana, a través del desarrollo de instrumentos de apoyo. Se trata de un  proyecto de la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, la Asociación Española de  Alergia e Inmunología Clínica, la Sociedad Argentina de Pediatría, la Asociación de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León y la Asociación de Pediatría de Atención Primaria de Andalucía. A través de estos códigos de conducta se contemplan cuatro principios básicos: Calidad y cantidad de la información ofrecida, diseño, tiempos de carga y facilidad de la navegación. [Accede aquí]

Cómo debe buscar un usuario información segura de salud en Internet ¿Vale todo lo que hay en Google?

Búsquedas de información en Internet.
La blogsfera sanitaria se ha convertido en una auténtico almacén de información sanitaria. Internet es relativamente joven, pero la cantidad de contenido de salud que existe y, sobre todo, el que se sigue creando día a día, desborda a cualquier persona y puede incluso hasta llegar a caer en la temida desinformación, algo peligroso debido al campo del que hablamos, la salud, porque podría acabar llevando al usuario a la propia ignorancia, justo al contrario de lo que se pretende.

Cada vez más personas buscan en Internet, y cada vez se busca más información sobre salud. Pero... ¿Se hace bien? ¿Cómo se debe buscar información sanitaria de calidad en la Red? Vamos  a dar algunas pautas que el usuario puede llevar a cabo fácilmente para que pueda filtrar con más facilidad y seguridad la información que busca:

Información sobre los autores. 
Es una de las cosas que debe hace el usuario. Ver quién lo ha escrito. Si es un médico, sino lo es. La identificación de la fuente (el autor) es básica. Sobre todo que sea un médico o una organización sanitaria. Es importante este punto porque a veces los usuarios solo dan validez a la información que les interesa o la que quieren leer, aunque no tenga fuente.

Referencias sobre el contenido. 
Otro punto básico es ver que todo lo que se cita tiene referencias o enlaces para ampliar y ver que está argumentado. Saber la fuente de la información es un valor añadido enorme.

Identificación del portal web. 
No hay que leer solo el artículo o mirar quién lo ha escrito, también hay que ver quién está detrás de ese portal o blog, qué empresa o entidad lo avala, a quién pertenece o si tiene copyright. Es decir, si una información no tiene identificado su autor, pero está dentro de una página de una potente farmacéutica o de un hospital, es fiable.

Entorno seguro
Dominio .org, copyright, certificaciones médicas (WMA) o logotipos de patrocinadores. Buscar una de estas tres cosas en la web en la que localizamos información sanitaria puede ser un buen termostato para ver si realmente esa información es segura.

Actualización. 
Si se cumplen los cuatro requisitos anteriores, posiblemente la información será de calidad alta. Sin embargo, como todos sabemos, la medicina avanza rápido, y es posible que algunos artículos, sean sobre tratamientos que pueden haber variado en la actualidad desde el día que se escribieron. Ver que la información es reciente es un valor muy positivo para seleccionar información sanitaria de calidad.

'Responsabilidad' del usuario
El usuario debe actuar con responsabilidad con él mismo, y unificar todos estos criterios de calidad. Debe esforzarse por realizar un filtrado con calidad. ¿Cómo? Aplicando estas pautas y sabiendo que no es necesario que toda la información que consulte deban cumplirlas todas (aunque sería lo ideal), pero sí algunas. Está claro que una información sanitaria en una página que no tiene a ningún responsable detrás o que no identifica el autor, ni ofrece ninguna certificación, ni actualización, no está ofreciendo una información segura, y debe descartarse como fuente. Todo lo que hay en Google no vale.

¿Crees que aplicando estos criterios se asegura el acceso a una información sanitaria de calidad? ¿Echas alguno más en falta? ¿Se busca bien la información sobre salud en Google?

Fuente: Elaboración propia y textos universitarios de biblioteconomía y documentació. 23.12.2009. 

También te pude interesar:

La era de la eSalud: Los smartphones son más importantes que los fonendoscopios

No es la primera vez que hablamos de la importancia de las aplicaciones sanitarias en el despegue de la eSalud (Los 7 pilares de la eSaludy en el cambio que está experimentando la forma de acceder a la salud de los pacientes gracias a las TICs. Y ese cambio, aunque muchos lo noten todavía o se quieran mantener al margen, se está haciendo a una velocidad de vértigo.

El Dr. Sergio Vañó, dermatólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y uno de los autores de la exitosa aplicación Dermomap, es uno de los claros ejemplos de apuesta por las ventajas que las Tics aportan al modelo de salud actual.  Así lo manifestó en las jornadas de Comunicación y Emprendimiento celebradas el 19 de junio en el International Lab de Madrid. Vañó dijo frases tan tajantes como reales apuntando que “las apps móviles tienen una penetración más rápida que la que tuvo la web y están creciendo a más velocidad” y recordó que el propio Gobierno español ya ha manifestado a través del BOE (11 de junio de 2013) su interés por “otorgarle relevancia a planes estratégicos de investigación” a la materia.


Un momento de la ponencia de Sergio Vañó en las Jornadas de ComSalud.Vañó recalcó la importancia para un médico de su campo de tener siempre acceso a aplicaciones sanitarias. “Para los dermatólogos, los smartphones son más importantes que los fonendoscopios. Los médicos ya no buscan desde un ordenador, sino desde un móvil, por lo que no te lo puedes dejar en casa”, aseveró.

Finalmente, compartió su propia experiencia en la utilización de algunas aplicaciones sanitarias, como su contacto con IDoctus, con la que dijo que “ahorraba 120 minutos por semana” en su trabajo, lo que reafirma que la web 2.0 no supone más trabajo a los profesionales sanitarios fuera de su horario, sino que les ahorra tiempo.



¿Crees que realmente son tan importantes los smartphones para la salud? ¿Se deberían invertir recursos públicos en las aplicaciones sanitarias?

Tambíen te puede interesar:





Las Comunidades Autónomas que mejor utilizan las redes sociales en los hospitales españoles

Si analizamos los casi 180 hospitales españoles (de los aproximadamente 800 existentes) que han emprendido una excursión virtual en 12 redes sociales (Facebook, Twitter, Youtube, Linkedin, Google +, Pinterest, Vimeo, Issuu, Tumblr., Instagram, Flickr, Slideshare más Wikipedia) para dar una mejor asistencia a sus usuarios, podemos establecer una clara radiografía de los hospitales españoles insertados en herramientas social media y eSalud por Comunidades Autónomas.

Las CC AA con la mejor política de eSalud en redes sociales son:

Las comunidades que mejor utilizan redes sociales en sus hospitales.

1. Catalunya


La auténtica dominadora del panorama nacional de la salud 2.0 por hospitales. Sus centros aparecen diez veces entre los cinco centros sanitarios más destacados en el uso de redes sociales, que de febrero a abril hemos analizado en este blog. Son un claro ejemplo de abrir nuevos canales de comunicación institución-médico-paciente de cara al futuro inminente, y de responder a las necesidades de los pacientes por un nuevo canal: Internet. El Hospital Sant Joan de Déu, el Hospital Clínic y la Clínica Teknon podrían ser una inspiración para casi todas las comunidades que quieran acercase a la eSalud. Es de alabar lo que hacen por la web 2.0 y por la aplicación de las TICs en la sanidad.

2. Navarra


Una Comunidad Autónoma pequeña pero con un hospital puntero en Web 2.0: la Clínica Universidad de Navarra. Una de los hospitales españoles con más presencia en redes sociales de nuestro país, mejorando cada día, y que consigue colarse ocho veces entre los rankings de los 5 mejores usos de los centros en las redes sociales analizadas. Se gana a pulso la segunda posición y es uno de los pocos hospitales españoles que puede presumir junto a los catalanes de una muy buena gestión social media y una gran apuesta por la eSalud.

3. Andalucía

La Junta de Andalucía se ha preocupado mucho por insertar su sistema de salud en los canales social media en la mayoría de sus provincias, lo que le ha valido ser la tercera provincia gracias a haberse colado 7 veces en los rankings de mejor uso de redes sociales por los hospitales españoles. Además de ser un buen modelo a imitar por los entes públicos de otras comunidades autónomas. Los hospitales de Granada, Cádiz y sobre todo el hospital Infanta Margarita de Córdoba son un ejemplo de ello.

4. Castilla y León


Se podría decir que la provincia de León coloca ella sola a la Castilla y León en la cuarta posición de esta clasificación, gracias al Hospital de la Reina de Ponferrada, que realiza una comunicación a través de redes sociales de las mejores que hay en España gestionada por un hospital. Con una presencia correcta en Twitter o Facebook, se atreve con Google +, Pinterest y Tumblr., redes menos comunes a las que les da un uso muy interesante. Es quizás el mejor ejemplo de humildad y trabajo en un lugar del que nadie lo hubiera dicho gestionado por un hospital español.

5. Valencia


La Comunidad Valenciana teje una red de hospitales insertados en la web 2.0 gracias a pequeñas granos de arena aportados por 5 hospitales de sus tres provincias, con los que consigue colarse 5 veces en los rankings de mejor uso de redes sociales. El Hospital de la Fe, el Hospital General Universitario, el Hospital Medimar, el Hospital Provincial de Castellón y la Clínica Mediterránea de Neurociencias colocan a esta comunidad en quinta posición.

6. Illes Balears


Las Illes entran en esta clasificación gracias al trabajo de dos hospitales mallorquines de renombre: el nuevo Son Espases y el reciente Hospital de Son Llàtzer. Ambos consiguen cuatro veces figurar entre los destacados de las redes sociales en España, teniendo presencia en Twitter, Facebook, Wikipedia y Linkedin.

7. Islas Canarias


El otro archipiélago español no se queda atrás tampoco y se sitúa como la séptima Comunidad Autónoma con los hospitales más insertados en redes sociales, gracias a su trabajo en Google + y en Slideshare, en dura pugna con otras comunidades, como Castilla-La Mancha, Madrid y Asturias, que cerrarían el Top 10, muy por debajo del los demás. 

¿Realmente es tan difícil que se copie el modelo de Catalunya o Navarra por otras comunidades? ¿Crees que los que hace un hospital de León lo podría hacer también un hospital de cualquier CC AA española sin mucho coste adicional?

¿Qué hospitales españoles se rendirán ante Instagram?


Instagram, el triunfo de la fotografía nostálgica adaptada al 2.0.Algunos hospitales españoles han incluido dentro de su estrategia de comunicación muchas de las redes sociales implantadas en nuestro país para interactuar con sus pacientes, pero casi ninguno se ha planteado todavía llevar a cabo acciones directamente en Instagram. El único y que de momento (que hayamos localizado) tiene presencia en esta plataforma es la Clínica Universidad de Navara, que ha subido 14 fotos corporativas desde 2011 a su perfil. ¿Por qué hasta ahora no ha calado en este sector como sí en otros? ¿Miedo a ser malinterpretados o a no saber qué comunicar? ¿Quién será el primero que seguirá los pasos del uso que le están dando los hospitales americanos?

Como ya ha pasado con algunas redes focalizadas en la imagen, en el ámbito de la sanidad cuesta que se las vea como herramientas de interacción con los pacientes o con los propios profesionales sanitarios. En el caso concreto de Instagram, no había despertado un excesivo interés comercial tras su nacimiento en EE UU a finales de 2010. Pero todo cambió cuando algunas estrategias bien llevadas a cabo por grandes cadenas textiles y de restauración pusieron de manifiesto que si podía existir un filón para que los usuarios encontraran puntos de conexión.

Sin embargo, este concepto, de entrada, estaba alejado del ámbito sanitario. Pero una imagen, como reza el dicho, vale más de mil palabras, y tiene una capacidad muy rápida de transmitir emociones, de entusiasmar y de captar detalles que de otra forma pasarían desapercibidos, pero que no por ello son menos importantes. Precisamente ahí reside la magia de Instagram: con una foto es capaz de unir a personas que se vean identificadas bajo lo mismo. Su funcionamiento de agregar a usuarios igual que Facebook (que lo compró en 2012 por mil millones de euros) o incluir hashtags para aglutinar temas hace esta idea aún más sencilla. Los más de 100 millones de usuarios registrados en todo el mundo pueden hacer que los idiomas se queden a un lado para comunicarse en el lenguaje universal de la imagen. Y ahí es donde entra el sistema sanitario.

Usos de Instagram en la sanidad de Estados Unidos


El perfil abierto en Instagram por CMN Hospitals.
En Estados Unidos, algunos hospitales ya utilizaron hace unos meses para enseñar lo que sucede dentro de ellos. El Swedish MedicalCenter (Seattle) fue el primer hospital en informar en directo a través de Instagram y Twitter sobre una operación de cirugía. El objetivo era proyectar una imagen del centro quitando el misterio que a veces rodea a las intervenciones y denotando transparencia. Otros invitan a pacientes a colgar fotografías para recibir apoyos y sentirse más cercanos a las personas que están lejos, y al propio hospital que los acoge durante su convalecencia.  Es el ejemplo de CNMhospitals, que a través de su cuenta recauda fondos y sensibiliza sobre los hospitales infantiles en Estados Unidos.


Habría ahora que preguntarse si es extrapolable una idea así ahora en un hospital español cuando muchas de las personas de nuestro alrededor están colgando fotos constantemente en Instagram o si deben esperar a que pase más tiempo para lanzarse a  dar un paso adelante. Solo queda esperar a ver quién da un paso al frente.

¿Crees que algún hospital español, público o privado, debería apostar por iniciativas como las americanas?

Issuu: ‘El club de los 5’ de los hospitales españoles


Muchos usuarios que todavía no conocen Issuu se preguntan al descubrirlo su verdadera funcionalidad.  Mucho menos popular que otros muy similares a él (como Flickr, por ejemplo), Issuu es una plataforma  existente a nivel práctico desde 2007 que permite ver material digitalizado, ya sea libros, revistas o periódicos, entre otros. En definitiva, y para hacerse una idea de para lo que sirve, Issuu es lo que Picassa a las fotografías o Youtube a los vídeos, así de sencillo.

Aunque no es una red social tal y como concibe la mayoría de personas ese término (Facebook, por ejemplo), se puede considerar también en cierta medida una de ellas gracias a las posibilidades que ofrece en su plataforma para compartir materiales entre usuarios, tanto registrados como no registrados.

Issuu tiene algunas particularidades muy interesantes para un hospital. No sólo permite subir documentos para que estén al acceso de quienes los necesiten, sino que además de verlos en línea, se puede guardar una copia. La revista Time seleccionó a Issuu como uno de los mejores 50 sitios del mundo en 2009, cuando fue su boom, pero parece que en España, como tantas otras, no se le ve tanta utilidad.

En el sector sanitario muy pocos hospitales lo están utilizando para compartir documentos. Los 5 que más rédito le sacan son:

1. Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona)


El centro catalán se convierte en el hospital español que más rédito le saca a esta plataforma. Desde finales de 2010 ha colgado más de 100 documentos, siendo el centro nacional que más publicaciones en línea ha compartido, con las que ha obtenido más de 70 mil impresiones. Le siguen 8 suscriptores. Lo utiliza enteramente para colgar sus publicaciones.

2. Clínica Universidad de Navarra (Pamplona)


La prestigiosa clínica, una de las mejores posicionadas en la web 2.0 española, también utiliza Issuu para colgar online sus revistas de noticias, investigaciones, memorias temporales o guías. En total, 64 mil impresiones gracias a 34 documentos que lo convierte en el hospital español que más rédito le saca a la plataforma desde 2012, cuando abrió el perfil. Cuenta con 5 suscriptores.

3. Hospital Infanta Margarita (Córdoba)


Este hospital, el último en abrirse perfil en Issuu de los cinco, también apuesta por esta plataforma en la que tiene colgados 26 documentos con casi 9 mil impresiones entre todos y en menos de un año. Ofrece información muy didáctica y llamativa sobre programas y planes que sirven a sus usuarios desde el año pasado cuando abrieron el perfil.

4. Hospital Nacional de Parapléjicos (Toledo)


Este centro especializado de Castilla-La Mancha utiliza Issuu para compartir su revista Infomédula, de la que tiene colgadas 27 números. 8 suscriptores y más de 27.000 impresiones en los últimos tres años.

5. Donostia Ospitalea (San Sebastián)


El primero en abrir perfil en Issuu, pero con tan sólo cuatro documentos sobre planes estratégicos y algunos boletines que hacen referencia a la clínica, por lo que se ve, de uso muy interno y poco concurrido para un hospital que apenas tienes presencia en la web social. Aún así, en total, casi 25.000 impresiones entre estos cuatro documentos colgados en 2009.

¿Crees que Issuu tiene más ventajas que otras plataformas sociales para un hospital? ¿Es realmente práctica?

Los dos hospitales españoles que se 'suben' a Vímeo


Vimeo, la red social de vídeos que de momento interesa solo a dos hospitales españoles.
Todavía hay personas que no saben muy bien que es Vimeo, o que se creen que es una extensión del todopoderoso líder de vídeos en la red, el Rey Youtube. Vimeo es algo parecido pero sin Google detrás (aunque tiene acuerdos cerrados con el gigante) y con algunas ventajas muy interesantes si se saben explotar.  El sitio permite compartir y almacenar vídeos que luego se pueden comentar (si estás registrado, lógicamente) y viralizar, con una resolución bastante alta.

Otra ventaja (o desventaja, como se mire) es que no admite ni anuncios generales, ni de videojuegos, ni según qué material para mayores de 18 años. Algo que para darle un uso comercial puede resultar nocivo, pero que en cambio, le quieres dar un uso didáctico (como puede ser el caso de algún hospital, sobre todo público o concertado) es ciertamente gratificante. O al menos debería serlo. Además, tiene una particularidad más que es muy importante: no admite contenidos que no hayan sido creados por los usuarios, lo que personaliza mucho más esta red social, y a su vez, le da carácter.


1. Sant Joan de Déu (Barcelona)


La home de Vimeo del hospital Sant Joan de Déu.
El hospital español que de momento tenga constancia que mejor usa mejor Vimeo como centro sanitario es el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, que también lo ha encuadrado dentro de su interesante estrategia en redes sociales.


50 vídeos, con una tasa de actualización constante y miles de reproducciones, en la que enseñan al usuario del centro sanitario proyectos o protocolos a seguir.  Los pocos seguidores que tiene (8) y teniendo en cuenta que sólo hay dos hospitales que la usen, dan fe de que todavía en España los usuarios amantes de contenidos de salud no tienen muy implantado el uso de esta red social.

2.  Hospital Clínic (Barcelona)


El Hospital Clínic (de nuevo otro hospital de la Barcelona), también tiene cuenta en la red social de vídeos Vimeo, pero con tan solo 2 elementos audiovisuales subidos y apenas sin actualización desde su creación, ya que centra más su actuación en este canal en difundir aspectos de su innovador programa Forumclinic.


¿Crees que Vimeo resulta interesante para que un hospital divulgue conocimiento de cara a los pacientes? ¿Deberían los centros que ya tienen un canal en Youtube extrapolarla a Vimeo?


Los 5 hospitales españoles mejor insertados en Linkedin


Linkedin, la red social profesional que ha revolucionado la forma de relacionarse profesionalmente en muchísimos países, sirve también para que muchos hospitales sus servicios y permitan que tanto profesionales sanitarios como pacientes sigan la página de una entidad, en este caso, hospitales.  Los cinco centros españoles que mejor insertados están en Linkedin son los siguientes:

1. San Joan de Déu (Barcelona)


De nuevo este hospital consigue trenzar un perfecto entramado en Linkedin para que invite a conectarse a más de 1.200 a la página del centro. El hospital no defrauda a sus seguidores y ofrece material muy actualizado. Además, es el único que inserta una foto en la página de inicio, lo que la hace ciertamente atractiva, colorida y dinámica. [In]


2. Clínica Universidad de Navarra (Pamplona)


No pierde tampoco comba este centro universitario en Linkedin. Es más, ofrece una de las páginas de hospitales con más información del centro, aunque se echan de menos actualizaciones sobre contenido. 755 seguidores ponen de manifiesto el interés del centro por mantener viva la buena imagen de la clínica en esta red social. [In]


3. Hospital de Son Llàtzer (Palma)


Saca la cabeza entre los mejores implantados en Linkedin el que fuera el segundo bautizado como Palma II, por ser el segundo centro médico hospitalario de la capital mallorquina tras Son Dureta cuando se inauguró en 1996. Ahora lo es tras Son Espases.  658 seguidores dan fe del interés de este centro por figurar en esta red profesional. [In]


4. Clínica Teknon (Barcelona)


265 seguidores que lo sitúan como el quinto hospital español con más seguidores que tenga constancia. Abundante información sobre sus especialidades le hacen ganarse esta cuarta plaza y quedarse a las puertas del pódium en su inserción en Linkedin. [In]


5. Fundación Jiménez-Díaz (Madrid)


Más de 315 seguidores (el cuarto más seguido) avalan a este popular hospital madrileño englobado en Capio Sanidad. Un hospital de Madrid aparece entre los más implantados en una red social, algo que ya es noticia por sí sola, pero con una página con poca información sobre la tarea de la Fundación. [In]


A las puertas del Top 5 se situarían la Clínica Ruber Internacional de Madrid, el Hospital Universitario Fundación Alcorcón, la Clínica Quantum de Madrid, el Hospital Santa Catalina de Las Palmas, Hospital Medimar de Alicante y el archipresente Hospital de la Reina de Ponferrada. Parece que esta red sí gusta a los centros de la capital de España, que la miman más que otras.


Los 5 hospitales españoles más virales en Youtube


Apuntan algunos estudios sobre la materia que Youtube es una de las redes sociales más efectivas para que el usuario se impregne del contenido que recibe y, sin duda, la que más capacidad tiene para ejercer un efecto viral de lo que difunde. Ante esta coyuntura, la potencialidad didáctica que pueden tener los vídeos subidos a esta plataforma no ha pasado desapercibida para más de 40 centros hospitalarios en España que ya tienen su canal operativo en ella para interactuar con sus usuarios. A continuación mostramos una lista de los 5 hospitales españoles que mejor utilizan esta red para interactuar con sus usuarios.  

1. Sant Joan de Déu (Barcelona)


Casi tres mil suscriptores a su canal, cerca de 200 vídeos y más de dos millones de reproducciones de los mismos. Los datos hablan por sí solos. El hospital Sant Joan de Déu de Barcelona consigue un auténtico fenómeno viral con su canal de Youtube, en el que ofrece abundante información  para que los usuarios puedan interactuar y consumir información que les puede resultar muy interesante. Estamos ante el mejor canal en Youtube de un hospital en España, totalmente integrado y actualizado.[Visita su canal]


2. Clínica Universidad de Navarra (Pamplona) 


La clínica de Pamplona tampoco se queda atrás en esta red y apuesta claramente por ella para formar a usuario paciente y satisfacer dudas que pueda tener a través de más de 250 audiovisuales, con los que ya suma casi 500.000 de reproducciones y cerca de las 400 suscripciones. Un canal rico en especialidades, muy actualizado, y en la que el paciente puede encontrar con toda seguridad cualquier problema. Es el hospital español con más vídeos colgados en su canal de Youtube, y el segundo en número de reproducciones y suscripciones. [Visita su canal]


3. Clínica Teknom (Barcelona) 


La prestigiosa clínica de la Ciudad Condal quiere dejar clara su posición también en Youtube, una vía en la que cuida hasta el último aspecto. Su canal es el cuarto más visto sobre hospitales españoles (335 mil reproducciones), cuenta con más de 250 suscripciones y aloja 210 vídeos en los que el usuario puede aprovecharse de consejos y respuestas a preguntas comunes y no tan comunes. Se merece estar en el podium en tercera posición. También es el 3er hospital con más seguidores en Twitter y el 5º más seguido en Facebook. La Teknom es, junto al Hospital Sant Joan de Déu, el único centro que está entre el Top 5 de estas tres redes sociales en España.  [Visita su canal]


4. Hospital La Fe (Valencia) 


El centro valenciano se cuela entre los hospitales que mejor usan Youtube con unas buenas cifras en este canal. Más de 382.000 reproducciones (el tercero de España) productor de 170 vídeos y 73 suscripciones, unas cifras muy poderosas y que lo colocan al borde de la tercera posición. El centro público de referencia en Valencia, desde que 2011 se trasladó a un nuevo edificio, está apostando mucho y bien por los canales 2.0, y se ve reflejado en Youtube de momento, y seguramente pronto en otros canales.  [Visita su canal]


5. Hospital Clínic (Barcelona)


El Hospital Clínic también apuesta en gran medida por difundir contenidos útiles para usuarios por esta red social, en la que pone de manifiesto que es un centro de referencia en asistencia, docencia e investigación de calidad. Menos vídeos que los anteriores, 29, pero que consiguen más de 100.000 reproducciones, con también un buen número de suscriptores, 123, que le hacen merecer estar en esta clasificación. Sin embargo, la actualización no es tan buena como el resto de hospitales anteriormente citados. [Visita su canal]


El Top 10 lo cerrarían centros como el Hospital General Universitario de Valencia, el Hospital Universitario de Guadalajara, el Hospital Universitario de Albacete, el Hospital y Maternidad Acuario de Alicante y la Clínica Menorca. De nuevo un panorama dominado por los centros de Cataluña, sin rastro de hospitales de Madrid, con la excepción del centro privado de estética Menorca.

*Datos extraídos de Youtube y del listado de reproducciones, vídeos y suscriptores de cada centro.



Los 5 hospitales españoles más implantados en la web 2.0


La carrera por la web 2.0 hace mucho tiempo que empezó. Sin embargo, la tecnología sanitaria ha hecho posible que muchos sectores se adhieran a la competición. El de la sanidad es uno de ellos. Es habitual ver a algunos hospitales interactuando a través de las redes sociales, pero ¿Hasta qué punto están implantados los centros sanitarios de nuestro país en ellas? La respuesta genera por si sola un debate que puede ser muy largo, por eso, vamos a señalar aquellos centros que más están apostando por la web social en nuestro país, para que sirvan de ejemplo a otros que lo pretendan hacer. 

1. Hospital Comarcal Infanta Margarita (Córdoba)


No tiene miles de seguidores en Facebook ni en Twitter, ni tampoco es el más popular como hospital 2.0 en nuestro país (los hospitales de Cataluña trabajan mejor ese aspecto), pero la realidad nos dice que es uno de los centros que más han luchado por la implantación en redes sociales en territorio nacional. Por este motivo, de momento, se merece este puesto de honor. Busques donde busques, el Infanta Margarita siempre sale en los datos y, según el Observatorio Permanente de las TICs en Salud, en noviembre de 2012 se situó como el centro que estaba más implantado en más plataformas sociales de España. Al menos, de momento y gracias a 9 redes sociales, un blog, una web y una página en wikipedia. 

En total, 12 redes, más el servicio de inscripción por RSS y webs en otras cuatro áreas. Entre sus plataformas social media llama la atención Flickr, Slideshare y Google Plus, además de ser uno de los pocos que utiliza Issuu e Ivoox.


2. Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona)


Este centro sanitario es un claro referente como hospital social media en España. Como ya hemos apuntado en artículos anteriores de este blog, su política de implantación en redes sociales es posiblemente la mejor en nuestro país, por su clara apuesta por esta vía de conexión con los pacientes. Está implantado en diez plataformas sociales. Es el hospital referencia en Facebook, y segundo con más seguidores en Twitter.

Además, tiene un canal de Youtube, un blog y cuentas en Google Plus, SlideShare y Flickr. Como elemento diferenciador, es el único de todos los hospitales españoles que a día de hoy utilice Vimeo. Todo un festival de posibilidades para un epaciente. Es un modelo a seguir para muchos hospitales de Cataluña y del resto del Estado.



3. Clínica Universidad de Navarra (Pamplona)


El popular hospital privado de la Comunidad Foral, prestigioso por su unidad de oncología, está apostando poco a poco por su presencia en plataformas sociales, entre los que se empieza a abrir hueco de una manera silenciosa como uno de los mejores posicionados.

Está implantado también en 10 plataformas sociales, entre web, página en wikipedia, Facebook (el cuarto más seguido de los hospitales españoles), Twitter (el sexto), Youtube, SlideShare y Flickr, haciendo hincapié en Linkedin, siendo uno de los pocos que tiene Issuu y uno de los dos únicos hospitales españoles con cuenta activa en Pinterest. Todo un repertorio que le aúpan a un podio muy cotizado.



4. Hospital de la Reina (León)


El Hospital de la Reina, el centro privado de Ponferrada con servicios concertados, está implantado en 9 plataformas sociales (8 redes más su propia web). Dispone en su haber de una cuenta en Facebook, Twitter, Google Plus y Youtube, pero además ha apostado por Flickr, Linkedin y Pinterest (el otro hospital que tiene cuenta activa, además del Universidad de Navarra).

Como elemento diferenciador, es el único centro sanitario español con una cuenta oficial y activa en la plataforma Tumbrl, en la que aloja su blog, ciertamente interesante y arriesgado. Un detalle que llama un poco la atención que es el único de estos cinco que no tiene página en wikipedia.



5. Hospital General Universitario (Valencia)


La implantación del Hospital Provincial (también se le llama así) ha sido un poco diferente. No está presente en tantas plataformas sociales diferentes como los anteriores. Además de su web, la página de wikipedia y el blog propio, un usuario puede interactuar con el hospital en Facebook, Twitter, Youtube Flickr y Slideshare. En total serían 8 plataformas sociales, pero con una peculiariedad. El hospital tiene cinco grupos de sus diferentes unidades en Facebook, dos en Slideshare, cinco cuentas en Twitter y seis blogs, a través de los que da respuesta a los usuarios sobre cuestiones diversas de sus especialidades o sus centros adheridos, en lo que en su propia web llama WikiHospital.


La realidad es que hay muchos hospitales que están trabajando muy bien su implantación en la web 2.0, de diferentes formas. En esta clasificación no caben todos, pero podrían estar muchos de ellos. Por ejemplo, el Hospital Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria, el  Hospital Clínic de Barcelona y el Hospital del Nens también en la Ciudad Condal, se quedan a las puertas de entrar entre los 5 hospitales españoles mejor implantados en redes sociales, pero su trabajo en la interacción con sus usuarios no pasa desapercibido y seguro que dará mucho de qué hablar. 




La ‘Social Media Connection’ de los hospitales españoles

Las redes sociales están muy implantadas entre los internautas españoles. Independientemente de que más del 70% de ellos utiliza Internet para visitar alguna de sus redes sociales (datos registrados a fecha de mediados de 2012), el uso creciente de estas plataformas es cada vez mayor, y no sólo para relacionarse socialmente.

Las redes sociales comienzan a unir a centros y pacientes.Las búsquedas sobre información de salud no paran de crecer y los internautas han empezado a utilizar los Social Media para consultar datos que antes miraban en una enciclopedia, o más recientemente en blogs o en buscadores, con Google a la cabeza. 

Datos o consejos sobre enfermedades, médicos, consultas, noticias, preguntas y opiniones de otros internautas comienzan a ser muy habituales en las redes. 

De hecho, se estima que más de un tercio de los españoles utiliza Internet para buscar información sobre salud, por lo que queda clara la demanda creciente que existe sobre este asunto en la Red.

Sin embargo, si miramos a un ente concreto como son los hospitales españoles nos podemos formular la siguiente pregunta: ¿Están lo suficientemente implantados en Internet para dar respuesta a toda esta demanda creciente de información? El Observatorio Permanente de las TICs en Salud, promovido por la Universidad Politécnica de Valencia, trabaja diariamente para contabilizar la implantación de las redes sociales en 789 hospitales de nuestro país. De su estudio se desprenden datos que nos pueden dar muchas pistas para responder a la pregunta formulada. 

Redes Sociales


Según sus datos, 71 hospitales, tanto públicos como privados, disponen de una página abierta en Facebook. Si sumamos los hospitales dependientes de estos centros, la cifra asciende a 75 de un total de 789, de lo que podíamos extraer que un 10% de los centros tienen aproximadamente implantación Social Media.

La segunda red social más implantada es Twitter. La red del pajarito hablador tiene entre sus cuentas a 54 hospitales españoles, algo menos de un 7%. En tercer lugar se sitúa YouTube, que un excelente medio audiovisual para difundir contenidos sanitarios, que usan 41 hospitales, o lo que viene a ser lo mismo, aproximadamente un 5%.  Google Plus tampoco arranca en este sector, con seis hospitales únicamente con perfil en ella, mientras que otras redes como Slideshare la usan cinco hospitales; Linkedin, cuatro; Pinterest, dos; y Vimeo y Tumblr, uno.

Páginas web


La implantación de las redes sociales en los hospitales es cada vez mayor.
Sin embargo, las cifras son más altas si atendemos al número de hospitales que tienen una web propia, un total de 410 centros (447 contando centros dependientes). En cambio, 310 de los 789 centros todavía no tienen web. Mientras, 76 hospitales (que llega hasta 92 sumando dependientes) sí han apostado por tener presencia online gracias a una página abierta en Wikipedia.  

Por tanto, podemos concluir que aunque han sido muchos los hospitales que en los últimos tiempos han dado el paso a tener presencia online para en la manera de lo posible poder atender las demandas de información de los pacientes, todavía hay mucho trabajo por realizar para conseguir una buena conexión entre las redes sociales de los hospitales y los usuarios de las mismas, para conseguir una interacción positiva ente ambos actores que aporte satisfacciones por los dos lados. 

La generación de la eHealth


El proceso de instauración de la tecnología aplicada a la información y la comunicación (las denominadas TICs) en la vida cotidiana está siendo lento, pero avanza en una interesante, creativa y, a veces, demasiado costosa, línea in crescendo. En esta curvatura existe un factor muy importante que posiblemente explique la razón por lo que a la eHealth le está costando despegar: el acceso a Internet.


El uso de Internet por edades de la población española que tiene entre 16 y 74 años era a finales del año pasado del 71%. Es decir, en líneas generales, 7 de cada 10 españoles utilizan Internet a diario. Con este dato en la mano parece muy raro que procesos como la consulta o la cita online no estén todavía implantadas y asimiladas en un alto grado tanto por los médicos como los pacientes.


Franjas de edad


Las TICs marcan el futuro de la salud.

Sin embargo, si analizamos este dato por franjas de edad, se desvelan algunos detalles que pueden explicar por qué todavía cuesta tanto dar ese paso del modelo tradicional sanitario a un modelo 2.0 apoyado por las TICs. Por ejemplo, los españoles que tienen entre 16 y 24 años se pueden considerar casi nativos de la tecnología. Casi el 100% de esta franja de edad tiene acceso a Internet a diario. El porcentaje disminuye muy ligeramente si nos fijamos en la franja que va 25 a 34 años, y se sitúa en un 92%. A pesar de este leve descenso, podríamos considerar que los españoles de entre 16 y 34 años son prácticamente nativos de Internet.


Sin embargo, a partir de los 35 hasta 44 años, el porcentaje de personas que utiliza Internet empieza a bajar y se sitúa en un 84%. Si nos vamos a la siguiente franja de edad (de 45 a 54 años) desciende al 70%; baja 42% para las personas de 55 a 65 años; y no llega a un 20% para los que tienen entre 65 a 74. 


Con estos datos en la mano podemos llegar a una conclusión muy clara. A partir de los 45 años el uso de Internet ya no es tan habitual y a partir de los 55 es más bien escaso para pasar a un uso muy reducido en los 65. En esta tesitura, sólo hay que fijarse en el envejecimiento de la población española para entender que un porcentaje grande de los españoles que acuden a utilizar un servicio sanitario están por encima de los 45 años. Y por tanto, tiene un acceso limitado a Internet.


Relación médico-paciente


Esto se traduce en que, por una parte, tenemos a un número importante de profesionales sanitarios que todavía son reacios, por ejemplo, a realizar consultas online o les cuesta implantar citas online, incluso gestionar su propia web. Cierto es que
cada vez son más los médicos que deciden dar un paso al frente e involucrarse con la web interactiva, pero la realidad es que los que están revolucionando la blogosfera, todavía son minoría.


La relación entre médico y paciente mejora aplicando la tecnología.

En la otra cara de la moneda están los pacientes, sobre todo los más mayores, que también prefieren seguir optando por los métodos más tradicionales. La razón lógica apunta a la barrera infranqueable que les supones no tener acceso a la tecnología, en este caso, a Internet. Sin embargo, en este punto, sí que existen una gran cantidad de usuarios de servicios de salud que, por su juventud, están muy habituados al uso de Internet y que ven en la revolución tecnológica que está calando cada vez más en la sanidad como una vía para ahorrar costes y mejorar el servicio que reciben personalizándolo a su estilo de vida. Entre ellos, tenemos a una enorme generación de padres que han visto como el cuidado de sus hijos se puede ver agilizado por algunas aplicaciones o sistemas que le permiten estar conectados cuando ellos quieran y donde ellos quieran con su médico o le pueden dar acceso a muchísima información muy fiable.


En esta relación entre médico y paciente en Internet existen ahora mismo más pacientes demandando información en la Red a través de foros o aplicaciones que profesionales sanitarios respondiendo a ella. La razón quizás resida en que durante muchos años el sistema sanitario español ha funcionado de una forma concreta y ciertamente correcta (si lo comparamos con otros sistemas sanitarios). Cambiar eso ahora, a pesar de la crisis que vive la sanidad, en apenas meses, es algo que se antoja complicado. Se están dando pequeños pasitos, pero todavía queda mucho camino, porque como dijo el Dr. Salvador Casado hace unos meses, “se están cambiando muchas cosas, pero todavía quedan muchas por cambiar porque en el mundo sanitario hay mucho analfabetismo digital”.